No soy una red social
Reflexiones Mineras

Veo la vorágina post salida de los 33 y cuesta no sentirse preocupado por la irresponsabilidad que hemos visto. ¿Cuántas veces no hemos visto como en este país se levantan íconos sociales para luego desecharlos sin el menor aprecio? El Zafrada no es el único de ellos, la lista es bien larga.

Pero bien, ahora nos encontramos con 33 mineros, un muestreo social que lograron zafar de un cautiverio subterra de 70 días gentileza de un par de descriteriados inescrupulosos de apellido Bohn y Kamerny que por ahorrarse unos pesos no pusieron salidos de emergencia a una mina de cobre como nuevos héroes sociales, y es bueno tomar en cuenta esto de muestreo social para sacar algunas proyecciones y consejos:

1) Como buen muestreo nos encontraremos con personas intachables, buenos padres, seres honestos, y maridos dedicados, tal como alcohólicos, drogadictos, gorreros (no sólo Yonni), y uno que otro con antecedentes penales. No los crucifiquemos, son una muestra de nuestra sociedad, no esperemos que sean mejores que nosotros o que el resto.

2) No pretendamos darles connotación de héroes. Ellos no son héroes. Son personas que tal como usted o yo optaron por vivir, con la diferencia que contaban con una formación que les permitió sacar la tarea adelante de una forma en que tal vez usted o yo no habríamos podido. Eso los hace en sobrevivientes, dignos de admiración dependiendo de quien esté delante de ellos, seres plausibles a todas luces, pero jamás héroes.

3) Los mineros son ejemplo sólo para sus hijos y nietos. No joda, no les ponga una responsabilidad que no tienen, ni les corresponde. Si usted es un padre flojo y patético que no quiere hacer la pega, fíjese en Iván Zamorano, él tiene dentro de sus metas ser ejemplo social, los seres normales y sin delirios de ningún tipo no pretenden ser ejemplo de nada, ni nadie, salvo de su prole.

4) No prediquemos moralidad de la experiencia. Si uno apareció cobrando dinero en un programa de farándula por entrevista, bien por él. Si otro vende la exclusiva excelente, si un tercero posa en playgirl que bueno. Si avalamos que los medios y marcas se cuelguen de la sangre de ellos (y por avalar se entiende el estar en acuerdo, o en desacuerdo y no hacer nada al respecto) deberíamos aplaudir que ellos hagan lo mismo de los medios. Por lo demás usted y yo probablemente estaríamos haciendo lo mismo y nos apestaría que nos criticaran o sugirieran que donemos lo cobrado a Coanil o Fundación Las Rozas.

5) Por último, controlemos el morbo. Los 33 pronto quedarán a ras de piso (o cerquita de los 700mts bajo tierra con un poco de mala suerte. No los inflemos más de la cuenta, la caída mientras más grande es, más duele, y la levantada del piso es muy solitaria, nadie nos ayuda a sacudirnos el polvo. No nos pongamos en los hombros una culpa que no queremos, menos una que no asumiremos como seres colectivos.

Tome en cuenta alguno de estos consejos, agregue algún otro de su cosecha…no será poco el bien que estará haciendo.

¡Gracias Totales!

Sin lugar a dudas todo tiene un backstage en la vida y para mi esta Tuiterton no fue la excepción.

Fue el Sábado cuando recién mi hermana podía volver a su departamento luego de pasar el terremoto en la playa que nos enterábamos que ella y su marido eran una víctima más de la sinvergüenzura de constructoras (Penta en este caso) que ahorraron en materiales y no cumplieron con las normas sísmicas y quedaba con un departamento nuevo e inhabitable.

Uno dentro de ese pensamiento soberbio y algo estúpido que tiene al venir de una clase acomodada se siente inmune, invulnerable y ajeno a todo tipo de tragedias, pero los azares de la naturaleza son justos, no discriminan, y una de las personas que amo pasaba a ser afectada por esta premisa. Eso me tocó de forma profunda.

Si alguien me hubiera dicho que una semana después yo sería el encargado de liderar el llamado de dos personas INCREIBLES que me depositaron una confianza ciega (Carlos Sierralta y Rodrigo Ferrada, hay que decirlo) y que lograron con una idea simple de ordenar información agrupar a más de 50 personas (a las cuales se les fueron sumando miembros hasta llegar a los más de 300 colaboradores), y lograr así algo que por tiempo, recursos, y la situación imperante era francamente imposible, lo más probable es que habría pensado que estaban locos.

Fueron 7 días intensos. 7 días donde debí enfrentar errores y fantasmas que me perseguían desde el pasado para ganarme la credibilidad y confianza de personas que fueron vitales en toda esta iniciativa.

7 días donde fuimos víctimas de las buenas vibras y deseos de muchos, que dejaron de lado profundas diferencias personales entendiendo que esta era una pega donde no se podía fracasar.

7 días donde recibimos ayuda de todo tipo. Desde Felipe Harboe y Macarena Carvallo que fueron vitales para conseguir en tiempo récord permisos municipales y de la Intendencia para poder funcionar bajo las normas que dicta un estado de catástrofe.

Como no mencionar al Doctor Zombie, Rodrigo Pulgar y a Nacho Lira, que solos llegaron para decir “me hago presente en TODO lo que necesiten" frase que escuhamos mil veces en todos los que apoyaron la aventura, y con su experiencia animaron estas 30 horas. La gente de Fundación Teletón y sus empresas y rostros asociados (Juan Manuel Astorga y Nicolás Copano por nombrar a los dos más emblemáticos y que nos apoyaron de forma visible o invisible) que destacaron y bendijeron lo que realizábamos.

La ayuda y disposición de medios de comunicación y empresas que se pusieron con todo en esta aventura que de cordura no tenía nada. Las personas que se despojaron de artículos de valor sentimental, o donaron parte de su trabajo, o bien objetos de alto valor con el fin de ayudar. Las bandas, artistas, etc. que no sólo se presentaron, sino que ayudaron a full y para peor aguantaron a un equipo que suplía con ganas la evidente inexperiencia en una patriada que por momentos se nos escapaba de las manos.

Los que trabajaron de forma directa e indirecta con turnos cortos o larguísimos. Los amigos que apoyaron en terreno, mi colombiana que me apaña en cada idea loca que se me ocurre, o como en este caso me embarco.

Todas las personas que se pusieron de forma interesada o desinteresada, movidos por el ego o bien por la autenticidad de querer ayudar, TODOS SUMARON, y da igual la finalidad, no seremos nosotros los que juzgarán, serán los únicos que saben el fin máximo..las conciencias.

Las reflexiones son muchas, y vale la pena decirlas.

Primero que todo pedir perdón. Si alguien se sintió ofendido, no fue nuestra intención. Este fue un trabajo extenso, donde se durmió muy poco, y siempre intentamos ser bien intencionados, pero también hay que considerar que este es un trabajo que en circunstancias normales toma 2 meses hacerlo de forma responsable, y que acá se hizo en tiempo récord dadas las circunstancias. Perdonen por la comunicación confusa, por la neura, por las situaciones que se dieron en las cuales se pudieron sentir afectados. Insisto, lo hecho por todos los involucrados en todos los niveles de la cruzada “Chile Ayuda a Chile” fue hacer posible lo imposible.

Segundo, recoger las palabras de Carlos Sierralta: “Recobre el amor por este Chile que se me cayó con los saqueos”. Logramos movilizar casi 60 millones de dólares, 30 mil millones de pesos, desde el Chile ayuda a Chile, y todos los eventos paralelos. Esto sin la ayuda de todos es IMPOSIBLE.

Tercero, esto al final del día es show, uno que se monta para motivar a las personas a dar, a donar, ayudar, pero no se puede perder la perspectiva, no se puede simplemente. Chile fue azotado por uno de los terremotos más grandes registrados desde la implementación de las mediciones sísmicas, y acá hay regiones completas con gente que llora pérdidas materiales, pérdidas humanas, con equipos de personas que están en terreno viviendo una realidad que desde acá, desde la comodidad de un hogar cómodo y caliente no podemos dimensionar, y por cierto, no queremos dimensionar. Ellos son los héroes, las víctimas, y quienes están ahí dando una mano para levantar al otro. Nosotros somos personas que simplemente hicimos la parte fácil.

Ahora es cuando más se necesita de todos, es ahora cuando se debe fiscalizar a las personas encargadas de movilizar los recursos, a los que recaudamos también, donde debemos demandar que se levanten ciudades azotadas por la furia de la tierra, y donde es importantísimo entender que este Chile sin la ayuda de los 17 millones, no se levanta.

Si hace una semana me hubieran dicha que lograríamos movilizar a 300 mil personas e instituciones entorno a una iniciativa que tenía como única meta mostrar que las redes sociales 2.0 tienen el poder de ser un brazo activo de la sociedad, simplemente habría dicho que estaban locos, pero saben, eso importa un carajo, porque ayer mientras todos celebrabamos un logro de una campaña, al sur de Santiago había gente que estaba llorando…y siguen llorando. No paremos hasta que empiecen a sonreír. Esto, esta última línea, y nada más es lo absolutamente relevante.

Ese círculo llamado vida

Tal vez por el emplazamiento de @siribarne a que no le contaminemos su timeline, algo que para mi no tiene valor alguno (no por él, sino por visión diferente sobre la herramienta), pero que entiendo, tal como las múltiples preguntas que nos han hecho varios, opto por decir mis últimas palabras acá para no referirme más al tema y así no incomodar a nadie más que puede estar legítimamente cansado.

El Sábado pasado junto a 4 amigos cometimos una estupidez que nos valió el repudio de muchos.

Estupidez por la acción de echar a correr un rumor irresponsable a modo de pregunta para probar algo, tal como las reacciones a posterior que nos llevaron a varios a excedernos en nuestros comentarios con varias personas (en lo personal debí pedir disculpas personales a varias).

Dentro de la gente que nos arremetió, el señor Ignacio Rodríguez de Rementería, conocido en estos lugares como @micronauta fue el que con mayor virulencia actuó en contra de nosotros, llegando a orquestar un bullying masivo y un llamado abierto al veto (block).

Defiendo el block como acción personal de cada uno, yo mismo lo uso. No así campañas que atenten contra la libertad de expresión de las personas, digan las estupideces que digan, hagan las estupideces que hagan.

Ayer, 7 días después de nuestra imprudencia, este personaje CONFIRMO la muerte del General en retiro, hoy cumpliendo condena por múltiples violaciones de los derechos humanos, Manuel Contreras, basándose en una fuente, y apelando a derechos como el secreto de la fuente la Ley de Prensa (artículo 5) para AUTODENOMIRSE periodista (el es de profesión sonidista).

Peor aun, a más de 16 horas de ocurrido el hecho, todavía no desmiente la noticia que ningún medio replicó o confirmó. Varios puntos:

1.- Lo hecho por este personaje si constituye delito. No así lo hecho por nosotros, que si bien fue una imprudencia y una irresponsabilidad, no tenía carácter imputable, algo que fue corroborado por varios abogados. Digo esto ya que el emplazó a que nos demandaran.

2.- Me parece una falta de respeto sobretodo a periodistas de oficio que día a día se sacan la cresta para validarse ante un medio celoso, que cualquier irresponsable desinformado e ignorante se base en un principio constitucional para auto otorgarse una profesión que ni siquiera oficia, ya que no lo avala ningún medio, ni tampoco es su actual trabajo.

3.- Si bien él está en su derecho de no revelar una fuente, si es requerido por tribunales DEBE HACERLO, ya que este derecho que está resguardado por la Ley de Prensa (artículo 7), es sólo para quienes la ley establece, algo que en ningún caso acá se da.

4.- Cualquier persona que trabaje en medios podrá decir mejor que yo, que si existe algo repudiado en el gremio es escudarse en una fuente que no quiere ser identificada. El secreto de la fuente es un derecho, pero también es la responsabilidad de ASUMIR COMO PROPIO DICHOS AJENOS, al no ser estos corroborables como verdaderos o inventos del emisor.

5.- Cualquier alumno de periodismo sabe que una fuente por si misma no tiene valor absoluto si es que esta no es corroborada debidamente.

No voy a entrar en detalle sobre la soberbia con que ha actuado este personaje, tampoco en lo irónica que se vuelve esta situación y lo mucho que la estamos disfrutando. Pero si diré algo, nosotros actuamos de forma irresponsable y hemos dado la cara, a niveles que ustedes nunca sabrán, por nuestros errores. La estupidez e imprudencia también son motivos de dar la cara con hombría y no con soberbia y una absoluta arrogancia.

Por último, en lo personal no hago un llamado a nada. No soy nadie para iniciar campañas en contra de alguien, aun cuando se trata de una persona que actuó con nosotros con deliberada sorna, acá es donde por lo menos yo me separo.

Que cada cual ignore, haga bullying, se ría, se mofe, sea solidario o enfrente a conciencia.

Dedicado a un par que le gusta protagonizar shows en público.